lunes, 26 de diciembre de 2016

La realidad no es lo que vemos


-¡Buenos días, tía!

-¡Buenos días... mi sobrino favorito!

-Tía, soy tu único sobrino, ja,ja,ja,ja,ja

-Por eso te llamo así, sobrino... no te veía hace algún tiempo...¿cómo te va en el nuevo liceo?

-Muy bien, tía; es un buen liceo, los profesores son muy buenos, las instalaciones son de primera y tengo algunos compañeros estupendos.

-¡Me alegra, mucho, sobrino!

-Ayer le comentaba a mamá algo que me inquieta, pero ella estaba muy atareada y me dijo: «¡Pregúntale a Isabel!», así que he venido a que me ayudes...

-En estas fechas mi hermana anda muy atareada con las clases que dicta en la universidad y el postgrado en psicología clínica... ni siquiera yo he podido hablar mucho con ella... pero cuéntame qué es lo que te inquieta, sobrino.

-Se trata de Ernesto, somos compañeros de clase, nos estamos convirtiendo en muy buenos amigos pero supe que él frecuenta a personas que no me agradan: no estudian, no trabajan, hablan un lenguaje muy vulgar, tienen peleas frecuentes con vecinos. A mi me simpatiza mucho Ernesto, él siempre tiene un lenguaje correcto, viste muy bien, es muy agradable, ordenado en sus cosas... no sé qué necesidad tiene de juntarse con ese tipo de personas.

-La realidad no es lo que vemos. Tu abuelo siempre decía refranes populares y recuerdo aquellos de «Dios los cría y ellos se juntan» o «Dime con quién andas y te diré quién eres». Tu amigo Ernesto puede parecer una persona de grandes cualidades pero internamente es muy similar a las personas con las que frecuenta.

-¿O sea que finge algo que no es?

-Probablemente. Las personas atraemos a quienes son iguales que nosotros, no por el aspecto físico sino por la manera de pensar; de igual modo atraemos las situaciones que armonizan con aquello en lo que pensamos la mayor parte del tiempo.

-Quieres decir que según aquello en lo que pienso, eso será lo que atraiga.

-Pues así es; cuando sales a la calle malhumorado, la gente te tropieza, te pisan el dedo gordo del pie, te empujan o alguien te insulta. Cuando sales de buen humor, positivo y alegre, encuentras gente amable, gente que te sonríe y muchas cosas más. Recuerdo hace poco iba caminando por la calle, llevaba rato con pensamientos negativos, juicios y críticas en mi mente y me detengo junto a otras personas esperando que cambie la luz para cruzar. En la acera de enfrente había una vagabunda recogiendo cosas del suelo, sorpresivamente levantó la vista, me miró y se dirigió a mí con gesto agresivo, me dijo que me fuera de ahí y literalmente me empujó.

-Ja,ja,ja,ja... me imagino la escena y cómo se habrán divertido los transeúntes...

-Así fue, yo me preguntaba por qué se dirigió a mí y no a otra persona y me sentí molesta. Luego me puse a razonar la cosa en profundidad para tranquilizarme. Supuse que esa señora tenía muy poca conciencia y en esa situación todo lo hace de manera inconsciente y en ese nivel leyó mis pensamientos agresivos....

-Tía, no entiendo lo que me dices...

-Ni yo, solamente buscaba una explicación lógica para mí, aunque me di cuenta de la importancia de tener pensamientos positivos.

-Es muy complicado todo eso, tía; ¿cómo hacen los pensamientos para provocar acontecimientos?

-¡Ay, sobrino!, no tengo la menor idea; el caso es que así sucede, es algo natural. La vida es para vivirla, no es para entenderla. Levantas la vista y ves un ave volando con las alas extendidas, sin moverse y te preguntas:«¿Cómo lo hace?»... pero, ¿acaso te preguntas qué sucede cuando te enamoras?

-Noooooooooo, tía, es algo maravilloso, es algo para vivirlo...

-Lo ves, si te pones a querer explicarlo todo, te pierdes lo hermoso.

-Ahora que me cuentas todo esto me estoy acordando de Julio, un compañero de clases, él es obeso y bastante torpe; los demás alumnos se ríen de él y no lo toman en cuenta, lo ignoran así que poco a poco se ha ido aislando. ¿Crees que sus pensamientos influyen en su situación?

-En parte, es bien sabido lo crueles que pueden ser algunos con quienes son diferentes a ellos pero las personas discriminadas se han autorrechazado por anticipado. Esto sucede sobre todo por los mensajes que transmiten los medios audiovisuales y la publicidad donde nos muestran solamente a personas con ciertas características físicas en cuanto a belleza, peso, estatura, color de piel...

-En la clase nos pidieron hacer un proyecto en grupos de a dos; nadie le ha pedido a Julio ser compañero de proyecto, a mí me lo han pedido varios pero yo les contesto que ya tengo compañero: no es cierto, le voy a decir a Julio para hacer el proyecto juntos.

-¡Bravo, sobrino!, tú eres como tu mamá, no toleras las injusticias. Tu amigo Julio no puede cambiar a las personas que lo rodean pero puede trabajar en sí mismo y tu gesto le va a ayudar mucho a quererse más.

-Sí, además Julio es muy inteligente... y sobre mi mamá, la he oído conversar con una vecina que es agredida por su pareja... ya sé lo que vas a decir... ¡ella atrajo a ese sujeto con sus pensamientos...!

-Pues aunque no lo creas, lo más probable es que así sea. Si tu vecina piensa que ella es «poquita cosa», que las demás personas son mejores ella, que no vale si no tiene una pareja con ella... atraerá a personas como el sujeto ese que confirma lo que ella cree. Cuando ella cambie de forma de pensar, esas personas ni se acercarán a ella...

-Tía, me tengo que ir, tengo una tarea de física para mañana...

-Dame un abrazo, sobrino... ven a visitarme con más frecuencia...

-Así lo haré, tía... chaooooooooo

Elias Benzadon